Plataforma/publicación de actualidad publicitaria y Propulsión de Proyectos Creativos.  
  • ¿Cómo desbloquearían sus teléfonos algunos personajes?

    Esta fue la pregunta que se planteo Juan camilo Corredor, un diseñador colombiano.

    +Info —> https://www.behance.net/gallery/17101753/Patrones-de-desbloqueo-de-personajes-famosos

    • 1
    • 1
  • CRAZY COFFINS, ataúdes que buscan eliminar en cierto grado la pena que conlleva un deceso. 

    skip coffin

    Para Juan Gratton-Fisher, un empresario de la construcción que en su ultimo viaje será puesto en un salto para ir a la basura.sled coffin

    Con esta réplica del trineo de un lapón, Richard Mullard ha creado su propio ataúd que le permita ser enterrado vistiendo sus esquís como si fuera su expedición final.sports bag coffin

    Las solicitudes de ataúdes pintados en colores equipos de fútbol o estampadas con el pañuelo de un partido favorito o mascota no son inusuales.

    urban decay coffin

    Un niño de once años, víctima de un accidente de skateboard, fue enterrado a petición de su familia en una réplica de la placa que jugó en todos los días.

    guitar coffin

    La familia de un joven que murió en un accidente  domestico decidió enterrarlo en una replica de la guitarra que tanto quería en vida.

  • Randy, más conocido en Reddit como DruishPrincess69, no se amargó cuando su señora le dijo que no quería sacarse fotos embarazada, sino que decidió contratar un fotógrafo para que lo retratara a él durante los meses de espera.
    En la serie de imágenes se puede ver al hombre haciéndose pasar por una mujer embarazada y posar imitando las fotos más típicas que ellas se toman durante el embarazo. 
    Un poco perturbador pero no se puede negar que el hombre tiene sentido del humor.

    • 3
    • 3
  • "Si usted es lo suficientemente valiente como para subirse a la montaña rusa Montezum, eres lo suficientemente valiente como para hacer cualquier cosa". Y&R, Sao Paulo, Brasil. 

    • 2
    • 2
  • Ya casi nadie se cree que esos chicos impecables (pamela y/o bolso de mano incluídos) aparezcan casualmente a la vuelta de la esquina en un barrio limpio, moderno y arquitectónicamente perfecto. El llamado streetstyle tiene poco de street y mucho de style (si creemos que el estilo se reduce únicamente a lo que aparece en las portadas de las revistas). Nadie se cruza normalmente por la calle con peatones que parecen, visten y actúan como modelos.

    Si hace unos meses nos topábamos con The Sacastalist, la cuenta de Twitter que se mofaba de las poses extremadamente articiales que aparecen a diario en blogs como The Sartorialist, Face Hunter o Jak Jill, ahora le toca el turno a Literal Street Style, una muestra irónica de lo que realmente significa ser fotografiado en la calle.

    Ideado por las estilistas Isla Bell Murray y Jessica Sala, el proyecto fotografía conos, postes, papeleras, troncos de árbol y otros elementos urbanos vestidos con camisetas de flores, faldas de cuadros y, por supuesto, decorados con móviles o cámaras réflex. Los accesorios predilectos, junto a la bicicleta vintage y el vaso de capuccino, de los retratados en estos blogs de estilo.

    Los pies de foto no tienen desperdicio: “No creo que mi estilo sea algo de lo que escribir. El estampado hawaiano está esta temporada en todos mil colegas masculinos”, cuenta con falsa modestia una papelera. “Suelo usar fibras naturales, pero supongo que lo suyo es ramificarse”, comenta muy pertinentemente un tronco de árbol. Hasta las cacas de perro tienen su aparición estelar: “¿No son una mierda estas gafas de sol?”

    • 2
    • 2
  • COMIC SANS FOR THE CANCER

    20 años de Comic sans y 200 diseñadores se unen para crear una serie de carteles sobre su percepción de una de las tipografías más famosas del mundo y así ir en ayuda con la investigación para la cura del Cáncer con el dinero recaudado.

  • Los GIFs de Kerr son una suerte de mashups entre el pasado y el presente en los que diversas personalidades sustraídas de la historia del arte tienen que lidiar con situaciones propias de la cotidianidad contemporánea y personajes sacados de la cultura pop. El resultado, cercano a las animaciones de Monty Python, existe a medio camino entre el arte y la sátira.

    • 4
    • 4
  • Clif Dickens ha publicado enHonest Slogans la versión que considera que más se ajusta a la realidad de muchas marcas conocidas. Advierte de que se trata de un trabajo hecho con el único fin de entretener con sus ingeniosos montajes. 

    • 1
    • 1
  • Retratos de esquizofrenia

    Sebastian Eriksson tiene 18 años y ha utilizado el arte como arma para curar sus extremos sentimientos. Jack Daniel’s te trae este contenido

    En la adolescencia, las entrañas arden y los corazones bombean temblorosos. Las hormonas y los sentimientos se encuentran, se estiran y explotan, provocando un torrente de energía que unas veces se convierte en rabia, otras en rebeldía… y otras en arte.

    Por esta razón, cuando nos topamos con la obra de un artista adolescente, adivinamos en ella un aspecto emocional que va más allá de lo ingenuo y llega a nosotros casi en forma de bofetada.

    ¿Cómo puede un corazón tan pequeño e inexperto recitar o dibujar pasiones tan tremendas? Ese es el caso del artista sueco Sebastian Eriksson, quien a sus 18 años se ha dado a conocer en el mundo del arte gracias a sus surrealistas y oscuras pinturas con las que intenta reflejar las angustias que lleva por dentro. Imágenes alucinadas que para él son una manera de decir al mundo qué le duele, qué le molesta o cuánto sufre.

    Antes de los 18, Arthur Rimbaud ya había escrito buena parte de Una temporada en el infierno. Antes de los 19, el escritor suicida Félix Francisco Casanova ya había publicado su visceral novela El don de Vorace. Antes de los 20, la poeta Carmen Jodra ya había declamado versos tales como “el bello mundo me produce asco”.

    Ahora, es el joven Eriksson quien se suma a esta pandilla de muchachos afligidos y deslumbrantes. Por ellos supimos que la juventud es un lugar privilegiado desde el que mirar el mundo. De sus creaciones aprendemos que en los peores momentos, un poco de ficción nos hará crecer.

    • 5
    • 5